El rol de la innovación en un mundo cambiante y globalizado

Louis Valentín Mballa 
La Voz autorizada de Louis
El Sol de San Luis
25 de junio de 2014

  * El rol de la innovación en un mundo cambiante y globalizado



San Luis Potosí, San Luis Potosí.- En un ambiente altamente dinámico, incierto e inestable, la innovación se constituye como un elemento sumamente valioso y pertinente que puede aprovecharse para enfrentar en mejores condiciones esta situación, desde distintos ámbitos en los que tenga que ver, por ejemplo la ciencia, la tecnología, la investigación, las organizaciones, entre otras áreas.

En este sentido y por lo que hace al renglón de las organizaciones, en la opinión de diversos autores, con la innovación se logran ventajas competitivas sostenibles en el tiempo, además de representar un elemento determinante para el crecimiento económico. Es así que aun cuando la competitividad y la innovación pueden observarse de manera independiente, en el largo plazo la competitividad debe sustentarse en la innovación, ya que esta última representa la base de la productividad de las empresas altamente competitivas, al convertirse en un elemento diferencial de las mismas.

Por lo que se refiere a la parte de la tecnología y el conocimiento, algunos autores señalan que la innovación es crucial en el mundo de hoy caracterizado por la globalización, la importancia del conocimiento y el uso extendido de las tecnologías de la información y las comunicaciones. De hecho, las tecnologías de la información y las comunicaciones han permitido que la innovación haya alcanzado el nivel y desarrollo en el que actualmente se encuentra en los diversos campos del conocimiento.

Con relación al punto anterior se dice que el conocimiento y la innovación conforma un binomio inseparable para el desarrollo de las sociedades modernas, por lo que su estudio y análisis es de suma relevancia. Es así que con la innovación y el cambio tecnológico en el siglo XXI, surge el uso intensivo de las tecnologías de la información y la comunicación, modificando radicalmente la dinámica social, las formas de comunicación, la movilidad, la integración y las actividades productivas de la sociedad.

Tal vez por esta razón muchos países promueven esquemas organizativos sistémicos que aglutinan las temáticas relacionadas con la ciencia, la tecnología y la innovación, de tal manera que permitan gestionar a este último elemento para generar capacidades innovativas con el fin de incrementar los niveles de crecimiento económico.

En términos generales se puede señalar que la innovación tiene aplicación en cualquier tipo de organización, sea pública, privada o de tipo social; y sin importar si ésta es de tamaño micro, pequeña, mediana o grande. Tampoco afecta el giro al que la organización de que se trate pertenezca; es decir, si se dedica a la fabricación o manufactura de productos, a la comercialización de productos o servicios, o solamente a la prestación de servicios de diferente índole.

Por otro lado, también se puede comentar que el proceso de innovación no es una herramienta o estrategia propia de los altos niveles directivos de una organización, ya que la innovación puede hacer acto de presencia en cualquier parte de la estructura organizacional, en cualquier área funcional, o con un enfoque tanto hacia el interior como hacia el exterior de las organizaciones.

En el mismo plano de análisis, la innovación puede actuar solamente en una actividad específica de la organización; pero también puede presentarse de manera integral al aglutinar una serie de actividades de toda la institución. Es así que la innovación se cataloga como un recurso que tiene que ver con aspectos como el cambio, el aprendizaje, la experimentación, la transferencia de conocimiento y la acción de los grupos sociales.

Go to top
® Todos los derechos reservados.